Ritual para el mes del Roble: talismán de protección

talisman de proteccion con roble

Ritual para el mes del Roble: talismán de protección.

Desde el 10 de junio hasta el 7 de Julio estamos en el mes del Roble en el calendario Celta.

Se corresponde con la letra Ogham duir (duer) y representa la fortaleza y la resistencia y era considerado un potente símbolo espiritual para los celtas.

Género: Masculino

Planeta: Sol

Elemento: Fuego

Usos mágicos: Al tratarse de un árbol solar con una vida muy longeva y con mucha fortaleza nos ofrece una poderosa protección mágica y constituye en sí mismo un poderosísimo talismán.

Se puede usar de muchas formas y en los rituales podemos usar tanto las hojas como las bellotas. Sus ramitas dispuestas en forma de cruces de brazos iguales son un excelente protector del hogar contra el mal. Si llevas una ramita en tu bolso igualmente te preservará de todo mal además de atraer la buena suerte.

El ritual del roble

En este periodo de tiempo donde rige el roble en el calendario celta es un buen momento entonces para tirar lo viejo y dar bienvenida a lo nuevo, por tanto vamos a evocar a las dríadas del roble, ninfas o duendes con forma femenina y muy bellas, para que nos guíen a cruzar la puerta de nuestro propio cambio y aceptar nuestra propia fuerza.

Te sugiero que leas la parte de ritual varias veces para que tengas claro lo que debes hacer antes de comenzar el ritual.

Ingredientes para el ritual del roble

Vamos a recolectar algunas partes del árbol con el máximo respeto por la naturaleza, sin destrozar nada, pueden ser bellotas, hojas o ambas, alguna ramita caída etc. Y vamos a realizar un pequeño ritual.

Vas a necesitar también:

un plato blanco sin dibujos

una vela de color verde

sal marina (aquí te vendrá muy bien usar la que has consagrado en San Juan pero si no la tienes tampoco pasa nada).

Un saquito de tela de color verde.

Es conveniente también que tengas un folio para anotar y un bolígrafo a mano.

Música ambiental bajita para favorecer la meditación.

Comenzamos con el ritual del roble

Colocas la vela en el plato y dispones alrededor del plato todos los elementos del roble que hayas recolectado formando un círculo y alrededor de todo esto un fino círculo de sal.

Aun NO encendemos la vela pero SI vamos a hacer una pequeña meditación.

Te sentarás de manera cómoda pero con tu espalda recta y los pies tocando el suelo, tus manos situadas de manera cómoda sobre tus piernas y con las palmas hacia arriba.

Vas a cerrar los ojos y lo primero de todo vas a tratar de serenar tu espíritu, respira profundamente, sin forzar la respiración pero tratando de llenar por completo tus pulmones inspirando por la nariz y soltando muy despacio el aire por la boca. Trata de marcar los tiempos y hacer cada inspiración/expiración en 4 tiempos. Realiza este ejercicio varias veces hasta que notes que tu cuerpo está muy relajado y tu mente serena.

En este punto vamos a tratar de llevar nuestro pensamiento hacia la zona del ombligo, nos vamos a visualizar descendiendo hacia el ombligo y una vez ahí vamos a tratar de visualizar que se muestra ante nosotros un campo muy verde, lleno de hierbas y flores silvestres y frente a nosotros se alza un árbol, un enorme, viejo y poderoso roble.

Una vez que tienes fija en tu mente la imagen del roble acércate a él, observa su tronco grueso y ve como delante de ti te muestra una puerta mágica para adentrarte en su tronco.

Atraviesa la puerta y penetra en el interior del roble y siente su energía, su enorme poder, siente cómo te cargas y todo tu interior cambia, tu energía se renueva y se vuelve más poderosa. Recréate en este momento todo el tiempo que lo necesites, hasta que sientas que estás pletórico-a de energía, fortaleza y tu espíritu se sienta renovado con el poder de la energía del roble.

Es posible que en este estado te lleguen mensajes del roble, si es así anótalos en tu hoja para poder reflexionar sobre ello después. Piensa que te estás comunicando con él, te estás fundiendo con él de modo que no será inusual que recibas algún tipo de comunicación.

En este momento abre los ojos y prende la vela y entonces vas a pronunciar este pequeño hechizo 3 veces en voz alta:

Por la energía renovadora y poderosa del roble

En este momento de regeneración y transmutación en mi vida

Convierto todos mis temores en fortaleza al tiempo que cruzo el umbral.

Encuentro y reconozco el poder en mi propio ser.

Así es y así será.

Hecho esto, cierra de nuevo los ojos y continúa por unos instantes bañándote de la energía del roble, comunicándote con él. Luego, sal de nuevo atravesando la puerta mágica y camina por el campo hasta llegar de nuevo a tu ombligo y visualizar toda la energía recogida del roble justo ahí, potente, vigorosa y con ganas de circular por todo tu cuerpo.

Se consciente de nuevo de tus respiraciones profundas y calmadas y cuando te sientas cómodo-a ya puedes abrir los ojos.

Deja que la vela se consuma hasta el final.

Una vez tu vela esté consumida, vas a recoger parte de los elementos del ritual, hojas, bellotas o lo que hayas puesto y lo vas a meter en el saquito y pondrás también parte de la sal que has empleado, lo cerrarás y ya tienes un talismán protector para llevar contigo en todo momento en tu bolso.

Cada luna llena puedes dejarlo al sereno para recargarlo con su poder y así este talismán te servirá hasta el próximo año donde podrás renovarlo.

Espero que haya sido de tu agrado y me dejes tus comentarios.

Annabelle.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Content is protected !!