Manifiesto de una Bruja

Manifiesto de una Bruja

Manifiesto de una Bruja

Lucen las primeras luces del ocaso del día en el cielo, dándole un color anaranjado a medida que el sol se va recogiendo.

La noche está fría. La noche está húmeda.

Y mientras veo caer el negro nocturno arropando el firmamento anaranjado, en una danza sinuosa de luces y sombras, lleno despacio y lentamente del aire fresco de la incipiente noche mis pulmones. Y mientras lo voy  soltando en un intento de desalojar de tensiones acumuladas mi interior, fijo mi atención en el reflejo del enorme pentáculo de la pared en el cristal de mi ventana…

Mi pensamiento se detiene por un instante acariciando antiguas dudas… Me llaman Bruja y a pesar de que he recorrido un largo camino y los años han hecho escuela en mí aun no he logrado definir esa palabra.

Los humanos tenemos esa costumbre. Tenemos que poner etiquetas a todo, y guardarlo todo de manera ordenada en cajones perfectamente etiquetados… y si no encajas en alguno de esos cajones, eres un ser marginado.

En ocasiones siento que no pertenezco a este mundo y que mi mente va a 1000 revoluciones por minuto y el resto de la humanidad pareciese ir a cámara lenta… Es el momento del retorno a la naturaleza, a sentir, oler, cargarse y renovarse con las energías de mis amadas plantas y de mi amada Madre Tierra, con la energía del agua, con la energía del viento, con la energía de los animales… A veces me entiendo mejor con ellos que con los humanos.

Y contemplo la luz de la luna y mi interior vibra, vibra tanto que me siento renacer de nuevo y mi Luz Interior se crece, se energiza y conecta con el universo entero, con la luna, las estrellas y más allá… con la energía primigenia universal, y a través de mis pies con la energía telúrica de la Madre Tierra. Y me siento bien, me siento grande, me siento una que forma parte de un todo y en ese momento hay tanto amor…

Mi gata me mira con sus verdes ojos enormes y me consiente. Sus pupilas se dilatan y ambas estamos conectadas. Todo es posible. En ese momento todo adquiere una dimensión diferente, estoy en un plano que va más allá de la pura fantasía, donde la energía que muevo y se mueve obra maravillas.

En ese momento mis ojos perciben todo lo que me rodea con los matices propios de cada ser vivo, destellos y luces de colores. Todo tiene vida propia, energía que sana o daña pero energía al fin y al cabo.

Es en ese momento cuando comprendo que no se puede poner una etiqueta a lo que soy, ni a lo que hago, ni a lo que siento porque sería poner límites a la grandeza y a la generosidad que nos es regalada y además, hace mucho que decidí cortar las sogas que me asfixiaban.

Soy mujer, soy amante, soy madre, soy hermana, soy Diosa, soy un alma, soy una energía hilarante, soy energía que sana, energía que fluye con todo y contigo. Soy energía que se abre camino y pisa entre diferentes planos de existencia. Soy Una, Soy Todo. YO SOY LO QUE SOY.

Que la noche y la luna os sean propicias.

Feliz Noche de Brujas

31/10/2015

Annabelle

CLIC AQUI y Suscríbete al Blog, ¡es gratis! recibirás las novedades directamente en tu email.

Guardar



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Content is protected !!