rituales, conjuros, hechizos

Un hechizo es un deseo organizado que lleva consigo la energía necesaria para manifestarse a la realidad.

¿Qué quiere decir esto?

De nada sirve que deseemos tener un trabajo mejor y más dinero. Todos los días deseamos cosas y a veces se hacen realidad y otras veces no. Cuando uno hace un hechizo se convierte en un deseo con petición de retorno de respuesta al remitente. Se envía el deseo al universo con el poder de regresar a uno, con la energía que hace posible el  que se materialice.

Los hechizos no se hacen para conjurar cosas que no son apropiadas para nosotros sino que aquello que nosotros deseamos realmente debe existir en el ámbito de la posibilidad y dentro de las leyes de la acción apropiada.

Los hechizos tienen muchísimo más poder cuando lo que se pretende obtener se desea de todo corazón y no se perjudica a nadie para lograrlo.