purificacion

La auto-limpieza y purificación antes de un ritual

Tan importante como limpiar el lugar antes de ejecutar un ritual y purificarlo, es que nosotros preparemos también nuestro cuerpo y nuestro ser para ese propósito.

Lo que pretendemos con ello es descargar nuestro ser y nuestra aura de la energía densa y negativa que acumulamos durante el día por las emociones que generamos, por el contacto con otras personas u otros lugares densos etc.

Hay muchas formas de purificación y auto limpieza pero yo prefiero la simplicidad.

Hay quien realiza baños rituales por inmersión en la bañera y con hierbas apropiadas, pero teniendo en cuenta que hoy en día hay muchos hogares que sólo disponen de ducha, voy a optar por ofrecer una receta para este sistema.

Prepara una decocción con una combinación de tres de algunas de estas hierbas a partes iguales:

  • Verbena
  • Salvia
  • Romero
  • Laurel
  • Jengibre
  • Albahaca
  • Hisopo
  • ruda etc.

En cada región cada brujo o bruja sabrá qué hierbas de purificación y limpieza son las que se dan, esto es solo un ejemplo orientativo.

Modo de preparación y uso

Se deja hervir con 2 litros de agua durante 10 mn. Y luego se deja reposar hasta que temple. La cuelas y la pasas a una botella para poder usarla de manera más cómoda.

Luego te duchas y tras la ducha como último aclarado usas el agua de la infusión realizada. Es importante que mientras haces esto visualices que todas las energías densas son barridas por las hierbas y que se van en dirección al desagüe.

No te seques inmediatamente, deja que pasen unos minutos (al menos dos o tres) y luego ya te secas sin aclararte previamente y te vistes.

Si en vez de ducha optas por un baño puedes poner esta infusión en el agua del baño y acompañarla incluso por pétalos de flores como las rosas y los claveles que además aportarán pureza, protección, fuerza y sanación.

Las ropas para realizar el ritual han de ser de color claro preferentemente (yo uso el blanco) holgadas y cómodas, que no te opriman el cuerpo y te dejen trabajar con soltura.

Con esto, tendríamos nuestro cuerpo limpio y purificado. Luego yo sugiero que armonices tu interior con unos minutos de meditación y una música relajante que te permita aumentar tus vibraciones y dejarte en un estado anímico óptimo para el ritual, esto es sin ansiedades, miedos, dolor ni angustias. Nuestro estado interior ha de ser totalmente armónico, calmado y feliz.

Espero que te haya gustado.

Annabelle.