hechizo para evitar la postergacion

Hechizo para evitar la postergación

Antes que nada vamos a ver qué significa este término tan rimbombante y cómo de verdad puede afectarnos a la consecución de nuestros objetivos.

¿Te suena eso de “hoy no lo hago, mejor mañana”? Muchas personas son auténticos artistas postergando cosas que realmente podrían hacer hoy si realmente tuvieran la intención de hacerlo.

Algunas personas pueden pensar que postergar algo que ahora mismo no deseamos hacer aunque necesitemos hacerlo es una forma de ahorrar energía y quizás tengan razón… pero en realidad se trata de la energía del miedo. El no querer hacer las cosas por miedo y aplazarlo hasta el último minuto.

Te pongo un ejemplo gráfico para que nos vayamos entendiendo. Vamos a seguir con el ejemplo del artículo anterior del plan de adelgazamiento.

Vamos a suponer que tenemos un evento a dos meses vista donde queremos estar realmente maravillosas, pero la diferencia entre estarlo y no son esos 5 kilos de más que impiden que tu vestido o pantalón te quede maravilloso.

Tu objetivo podría ser un objetivo a largo plazo, yendo de manera pausada y relajada con lo cual lograrías perfectamente tu objetivo. Pero si decides dejarlo todo para el ultimo momento creyendo que en la ultima semana de dieta estricta lo arreglarás… ¡estás muy equivocada!

La energía del miedo te invita a postergar el inicio de tu plan para lograr tu objetivo.

Otro ejemplo muy claro es el de los estudiantes, que dejan el estudio para el apretón de última hora y lógicamente el rendimiento jamás va a ser el mismo que si se hacen un plan de estudio a largo plazo constante, calmado y exento de estrés.

Postergar también puede ser un síntoma de que no estás preparado-a para iniciar el camino hacia el objetivo que te has marcado.

Si no encuentras la manera de comenzar algo, deberías preguntarte si realmente es eso lo que tú deseas hacer. A veces podemos querer cosas que no nos convienen o para las que no estamos preparados y postergar el inicio del plan es un acto inconsciente de autoconservación.

Ahora que ya tenemos claro lo que significa la postergación y cómo nos puede afectar, podemos pasar directamente a este sencillo hechizo que no por su sencillez es menos efectivo.

Hechizo para evitar la postergación.

Con luna menguante, en cualquier día de la semana debes encender una vela blanca.

En un jarrón pondrás las flores que más te gusten, de tu elección y por supuesto con agua.

Debes inflar un globo, el color no importa, pero no debes atarlo. Aprieta bien el extremo para que no se escape el aire.

 

DI EN VOZ ALTA

Pido que los obstáculos que tengo en mi interior sean liberados al mismo tiempo que el aire de este globo.

Con él se van también el miedo y la confusión y así puedo liberar la energía para el comienzo.

Pido que el universo me ayude en esta tarea y digo: que así sea. Y así es.

Suelta el globo para liberar el aire. Apaga la vela de un soplo.

 

Espero que te haya gustado.

Annabelle.