hechizo para liberar o atenuar el miedo

Hechizo para eliminar o atenuar el miedo.

El poder y el miedo podrían verse como dos elementos compatibles pero para nada es así, son totalmente incompatibles y vamos a ver por qué.

El miedo aparta a las personas de su potencial y por lo general da la sensación de que es más fácil no hacer algo que ponerse manos a la obra y hacerlo.

Por ejemplo, me asustaba tanto hacer un blog que era una asignatura pendiente y lo tenía estancado.

El miedo tampoco es la mejor motivación para manejar a la gente, esto realmente no nos va a dar el poder ni nos va a convertir en personas poderosas.

El miedo es difícil de superar y con frecuencia levanta un muro que a veces se antoja insalvable entre nosotros y lo que verdaderamente queremos hacer y por eso es tan importante encontrar maneras de vencerlo, superarlo o al menos atenuarlo de manera que nos permita dar los primeros pasos para cumplir nuestros objetivos.

No se trata de anular el miedo por completo ya que este sentimiento es algo ancestral que llevamos inscrito en el código genético y gracias a esa alerta nos hemos permitido seguir vivos en situaciones de peligro. Se trata de convertir el muro de miedo en una nube de miedo que nos permita pasar a través de él lo que nos permitirá por un lado no negar el miedo y por otro no permitir que el miedo nos siga paralizando y realizar una llamada a la acción… en mi caso, dar vida a este blog.

Hechizo para liberar o atenuar el miedo

Con la luna en cuarto menguante en cualquier día de la semana salvo el sábado, vamos a poner un cubito de hielo en un cuenco al lado de una vela blanca.

Usaremos lavanda para hacer un sahumerio en un cuenco natural o de barro y pondremos claveles blancos en un jarrón con agua.

DECIR EN VOZ ALTA.

Con ayuda de los guardianes,

Dios y Diosa,

Os pido ser descargado de mi miedo.

Cuando el hielo se derrita,

Así hará mi resistencia,

Y cuando el agua se convierta en aire

Mi miedo se abrirá a la espaciosidad.

Pido que esto se haga con naturalidad

Y por el bien mayor.

Y libero estas palabras con amor y confianza

Y digo

Así sea,

Y así será.

 

No se debe mover el cuenco de sitio hasta que se haya evaporado todo el agua.

Dejaremos la vela consumirse hasta el final.

Las flores las mantendremos hasta que se marchiten y luego las desecharemos.

Quemaremos la lavanda mientras se consume la vela y recitamos las palabras en voz alta.