hechizo de salación

Aprende a retirar un hechizo de salación

Si en algún momento de tu vida has notado que las personas que tú quieres se alejan de ti, que la suerte no te acompaña, que todos los caminos se te han cerrado y que todo parece ir contra marea por mucho que tú intentes que eso no es así… ¿Has pensado que podrías ser víctima de una salación?

La sal se ha utilizado durante siglos como método para conservar los alimentos, seca el alimento al enlazarse con el agua y así no se pudre. Usando este símil podemos entender fácilmente cómo actúa la salación en un hechizo, cerrando nuestros caminos, estancándonos, aislándonos del exterior y alejándonos de aquellas personas que nos gustan o deseamos y lo más importante poniendo un muro invisible entre la suerte y nosotros.

Te propongo este hechizo sencillo para deshacerte de un trabajo de salación.

Lo que vas a necesitar para retirar el hechizo de salación

  • 1 velón de siete potencias
  • Agua
  • Alcohol
  • 1 frasco de cristal con tapa
  • 13 alfileres
  • Tierra de cementerio
  • Loción Siete Machos
  • 1 cazuela de porcelana (o peltre) vieja
  • Un vaso nuevo

Procedimiento para retirar el hechizo de salación

En primer lugar vas a poner tu velón dentro del vaso de cristal y vas a dejar que se consuma por completo.

Sin retirar los restos del velón pones en el interior del vaso los alfileres y lo rellenas con agua y guardas esto en un lugar oscuro por un espacio de tiempo de 7 días, transcurrido el cual tiras el agua fuera de tu casa formando una cruz con el líquido y cuidando de que no se derramen los alfileres.

Seguidamente, lavas los alfileres con la loción de siete machos, pero no la derrames, guardas la loción en el frasco de cristal pues la vas a necesitar para untártela desde la cabeza a los pies diariamente antes de salir de tu casa.

Bien, los alfileres los ponemos nuevamente en el vaso de cristal y los cubres con tierra de cementerio y alcohol y guardas el conjunto en lugar oscuro por espacio de 3 días. Transcurrido este tiempo, pones todo eso dentro de la cazuela de porcelana le agregas un poco más de alcohol y le prendes fuego.

Cuando el fuego se ha consumido, los restos los depositas en la  esquina enfrente  de tu casa teniendo en tu mente fijo el pensamiento, el deseo firme de que todo el mal que te fue enviado te sea retirado.

Espero que este artículo haya sido de tu agrado.

Annabelle.